lunes, 14 de diciembre de 2009

Escribir








Escribir (Prolongar el tiempo)
No puedo escribir mientras estoy ansiosa o espero soluciones, porque en esos momentos hago cualquier cosa para que las horas pasen, y escribir es prolongar el tiempo, es dividirlo en partículas de segundos, dando a cada una de ellas una vida insustituible.
(De Clarice Lispector, Para no olvidar. Crónicas y otros textos)

6 comentarios:

sara dijo...

Hermosa definición...

BLANCO dijo...

Tic-tac-tic-tac...

Belnu dijo...

En efecto, no se puede escribir cuando se está a la espera de algo. A mí me ha pasado estos días atrás con la presentación de mi libro. Ahora ya no tengo excusa! Sólo me falta el coraje para meterme en ese circo de los leones que es mi proyecto de novela

Belnu dijo...

Y qué bonita es esa foto de Clarice

el objeto a dijo...

leía esta semana a Alain Badiou, en Eloge de l'amour, hablar de la construcción de una temporalidad desconocida, reinventada, en el amor, pero pensaba yo también en la escritura. Badiou además habla de otra cosa que me ha interesado, de que en el amor (y en la escritura, digo yo) se trata, a través de un cierto aspecto de la fidelidad a él(amor) o ella (escritura) de transformar algo que aparece de forma contingente, azarosa en nuestras vidas, en otra cosa, que no es destino, pero que adquiere todo otro significado, otro lugar y nos permite experimentar el mundo de una forma nueva

delarica@unav.es dijo...

todo lo que se diga del amor, es aplicable a la escritura. ils sont mariées

no lo conozco, pero lo voy a mirar

me recuerda mucho al amour del trovar clus: el amor que desordena las correspondencias del cosmos, y las reordena en función de una dialéctica de fidelidades voluntarias