miércoles, 6 de abril de 2011

La casa y los libros



Conservar los libros es conservar las huellas de mis lecturas. No son objetos fetiche, no los atesoro ni los venero; los retengo para poder volver sobre mi trabajo (Martin Kohan)

3 comentarios:

J. G. dijo...

fetiches, tú o el sábato tenéis alguno

saludos

Ignatius dijo...

Los libros leídos son parte de la memoria y de lo que uno es, son amigos a veces. Hay gente que tiene la casa llena de fotos, y los libros en el trastero. Y gente que compra los libros por metros, para llenar estanterías y "decorar"; uno de ellos me dijo una vez que mi biblioteca era "fea". La respuesta que se merecía -y que mi educación me impidió darle- era, desde luego, decirle que su biblioteca era como comprar un marco para una foto y dejar la de la estupenda modelo con la que viene, en lugar de poner la foto de su espantosa mujer.

Vehasty dijo...

Amo los libros, muchos dicen que la realidad es mejor, yo creo que para ellos su realidad es mejor, pero los libros son mis compañeros y refugio cuando mi alma se cansa de lo mundano.