jueves, 28 de abril de 2011

El timo del arte contemporáneo

Estos artistas no proponen exhibir su técnica ni proclamar sus conocimientos, sino que sólo intentan expresar en forma pictórica y plástica algunas experiencias espirituales; no pretenden ofrecer lo que, en definitiva, sólo puede ser un pálido reflejo de la apariencia real, sino despertar la convicción de una nueva y definida realidad. No intentan imitar la forma sino crearla, no intentan imitar la vida, sino encontrar un equivalente de la vida. Con esto quiero decir que desean crear imágenes que por la claridad de su estructura lógica, y por su estrechamente trabada unidad de textura, inspiren nuestra imaginación desinteresada y contemplativa con algo de la misma vivacidad que despiertan los objetos de la vida real en nuestras actividades prácticas. DE HECHO NO BUSCAN LA ILUSIÓN SINO LA REALIDAD*

*Roger Fry, Catalogue of the Second Postimpressionist Exhibition, 1912.
Edward Hooper, Table for Ladies (1930)

7 comentarios:

José Antonio Calvo dijo...

Felices Pascuas!!! Muy buen título, para muy buena entrada. Cuando lo he visto, me ha llenado de desasosiego. Me he dicho "este no puede ser Álvaro". Con la lectura del fragmento de Fry, me he sosegado. Muchas gracias por la reflexión, que me ha servido de descanso en el trabajo de escribir en diálogo con mi María Zambrano.
Un abrazo

delarica@unav.es dijo...

Lo mismo te deseo yo, José Antonio. Ya nos vemos pronto. La poetisa está más que preparada. ¡Qué suerte tienes de estar en diálogo con María Zambrano!

Eleonora dijo...

1912.. Es que no hacía tanto que la pintura era una realidad en sí misma.

Un abrazo, Álvaro.

delarica@unav.es dijo...

Eleonora, gusto de oírte

Y con esa sensatez que te caracteriza

1912. ¿Te has fijado la precocidad? Por eso he puesto un cuadro de 1930

Para mí es una muestra inequívoca de que las ideas preceden a los actos

Lo que más me llama la atención es que la masa (de la que nadie estamos excluidos) lejos de rebelarse como creía Ortega no hemos entendido nada aún hoy, cien años después de esas preclaras palabras de Fry (si no conoces su obra, te la recomiendo vivamente)

El otro día Vila-Matas escribió un artículo sobre Néstor Sánchez, escritor de tu querido país

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Huir/elpepicul/20110426elpepicul_5/Tes

la tesis es en parte que en Sánchez la experimentación formal fue la causa de la muerte civil y literaria que tuvo que sufrir el artista

delarica@unav.es dijo...

Aprovecho esta página de comentarios para dar la bienvenida a muchos seguidores que se han incorporado esta semana y la anterior

gracias de verdad, es muy estimulante para mí

La palabra es horrible, de hecho la voy a cambiar ahora mismo

Eleonora dijo...

De Néstor Sánchez no he leído nada. Sólo he oído su nombre alguna vez.
Vila-Matas se pregunta en su artículo si será verdad que en el fondo la mejor literatura es aquella que mueve a crear. Eso es lo que siempre me ha pasado con la buena pintura, me llama a trabajar.
La pintura de Fry es uno de esos casos. Conocí su obra hace años, cuando leí un interesantísimo libro sobre el grupo de Bloombury.
Buenas noches, Álvaro.

delarica@unav.es dijo...

buenas noches

trabajo que mueve al trabajo


esa es la cadena de regalos de la que hablaba yo: en francés cadeau (q viene de la palabra latina catena)