martes, 2 de febrero de 2010

Notas para un diario 153

Va entrando febrero, éste sí que es el mes-más-cruel, que nos recuerda que nuestra primera cuna fue "el centro de la tierra/que ha de ser nuestra sepultura/donde el nacer y el morir/son dos acciones tan en una/que no son más que pasar/desde una tumba a otra tumba" (Calderón), y noto que hobby-horse está medio emboscado, un poco aparte, entre cortinas oscuras, mostrando sólo un lado de sí mismo, sin saber muy bien si relinchar o no, si tomar su lugar habitual en la escena, o si parapetarse para siempre detrás de los velos que nos permiten parecer quienes somos, cara a los demás. Quizás ha influido mucho en esta incertidumbre el hecho de que llevo al menos diez días oyendo, sin parar, el concierto que Stan Getz y Joao Gilberto grabaron en vivo en el Carnegie Hall de Londres el 9 de octubre de 1964, y que es algo que no sé muy bien cómo explicar la fuerza que tiene, y el tipo de sensaciones que provoca en alguien como yo. Oyélo, escúchalo, por favor, criatura luminosa. Oyélo, hoy, que es tu día, la fiesta de las candelas, la candelaria, dos-de-febrero, la fiesta de la luz. Y qué misteriosa eres, luz, quinto elemento, onda y corpúsculo, principio y final, que a veces me ciegas y que apenas das calor. Te diré que yo no me extraño, he leído lo suficiente para saber que quienes esperan que la salvación venga de la luz se equivocan; lo dijo Amós (cf. 5,18-19), será tinieblas y no luz, oscuridad y no resplandor. Por eso, yo también me oculto, porque prefiero vivir así, medio a oscuras. Te copio una cosa: "Con su imagen de las tinieblas divinas inaccesibles a la experiencia de la luz, el Pseudo-Dionisio abrió el camino para una mística cristiana propiamente dicha que ve su punto culminante no en el logro de la interiorización, sino en una experiencia que es un sufrir la oscuridad divina que se apodera del hombre, lo arrebata más allá de sí mismo y exige de él no solamente su razón, sino, más todavía, su amor". Impresionante, ¿no? Es la luz inaccesible que Él habita (Pablo a Tito, 6,6), la "noche oscura" que sigo explicando, cada año, en clase, el "no saber", el "no ser nada", la "nube", la niebla rodorediana, el anatolé, el amanecer o la aurora de María Zambrano, ese instante incierto y tembloroso, cuando el sol comienza a elevarse, al alba, y por unos momentos uno puede decidir si ofrece el día, y se pone del lado de la luz, o se mantiene, pasivo, en la noche que le ha rodeado ocho horas, en el hades, en la tiniebla del sueño luminoso y oscuro. Esto último me ha quedado demasiado gnóstico, maniqueo y sectario, que si hijos-de-la-luz, hijos-de-las-tinieblas. Yo prefiero el segundo plano, el tiempo intermedio, no decir demasiado, esperarlo todo de quien no es luz sino luz-de-luz. En fin, te dejo que veas una joya que he encontrado: una canción de Modesto Mussorgsky, de su obra La habitación de los niños, dedicada a un caballo de madera. Como no sé ruso, se me escapa algún matiz de lo que dice, pero capto lo esencial (la cantante es extraordinaria), y en todo caso me confirma una vez más que el título de este cuaderno-de-condenado no puede ser otro que el que es, y que lo único que puedo hacer, por ahora, es seguir cabalgando en mi chisme de madera, sin avanzar hacia ninguna parte, como un niño que espera (la muerte) jugando solo en su cuarto.

9 comentarios:

Zina dijo...

Me encanta la Candelaria pero todos los años me pasa lo mismo: me olvido de que es 2 de febrero, que es fiesta de la luz, y el cura tampoco me ha ayudado mucho en misa o seguramente yo hice poco caso a las lecturas. Pero como Dios sabe lo despistada que soy siempre me obsequia. Sin darme cuenta la estuve celebrando todo el día, sacando fotos de los efectos de la luz por todos los parques de Pamplona, y al salir de clase me esperaba un atardecer dorado y único. Quién sabe si de haber sabido un poco antes que día era hoy lo hubiese disfrutado más. Seguramente ese dato era irrelevante en ese momento y Dios permanecía en la penumbra. Es su estilo de regalar.

Ahí va un boceto de traducción. Por el título se trata de un rudimentario caballito de madera: es un palo coronado por una cabeza,que por otra parte da más libertad de movimiento al que lo cabalga.
Hop, Hop ( el galope del caballito)

VASIA ,ven nuestra casa hoy pero no tardes
Pero bueno ¿qué te pasa?
Álzate sobre tus piececitos, así, pequeña criatura (ditya)
Observa, qué belleza
¿Ves, en los arbustos, a la izquierda?
Pero, ¿qué pajarito es ese?
Shto noshka? Proshlo? Y esa pierna?¿Está mejor?
Ahora hay que darse prisa para volver a casa.
Tenemos invitados…hay que darse prisa..

Quisiera comprender más de ''un sufrir la oscuridad divina que se apodera del hombre, lo arrebata más allá de sí mismo y exige de él no solamente su razón, sino, más todavía, su amor''

1 saludo!

delarica@unav.es dijo...

GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!
no m atrevía a pedírtelo directamente
qué bonita es la traducción, empezando por el hop
gracias de verdad
y, por cierto, yo también querría saber más de eso que dice esa frase, mais…

delarica@unav.es dijo...

el caballo de palo y cabeza es tan hobby horse como el que más, a veces no hace falta ni eso siquiera
mira qué foto más increíble encontré hace tiempo

http://alvaro-hobbyhorse.blogspot.com/2009/03/flashbacks.html

a qué no sabes que es lo mejor del hobby horse de esa foto?

paisajescritos dijo...

También mi olvido. con lo que he disfrutado la luz de hoy en Aranjuez, no he recordado la fiesta. Hace unos cien años aún se celebraba aquí, con detalles como las asignaciones municipales para comprar velas. La tradición no se mantiene ni en la memoria de los vecinos, y casi ni en la mía, ya ves.

Zina dijo...

Con una cuerda!!!:)
pues la verdad es que no se me ocurre...¿se sabe algo de ese niño?

delarica@unav.es dijo...

parece que hoy ha habido una luz esplendorosa en toda España: una luz fría, dorada, acariciadora, …

delarica@unav.es dijo...

zina, ya te diré lo q tiene de especial esa foto, cuando nos veamos, que espero que será pronto

alfonso dijo...

Que entrada más inspiradora, he leído esta mañana lo que dice un monje egipcio ( Mateo el Pobre) sobre la " tibieza espiritual", y me ha encantado la coincidencia .
Madrid está de fiesta con la luz de estos días heladores pero soleados que tanto nos gustan.

delarica@unav.es dijo...

aquí en Pamplona, el sol ha durado poco, estamos de nuevo bajo la nubla