lunes, 19 de julio de 2010

Notas para un diario 167 (La biblioteca)


Dedico estos días a ordenar mi biblioteca. ¿Me iré a morir pronto? Quién sabe… Al comienzo lo hacía con verdadero sufrimiento. Cada libro ha significado mucho, y tengo que desprenderme de la mayoría. Es la única manera de avanzar en mi vida. A pesar de que ahora sé lo que no me interesa, el primer día casi caigo enfermo. Me paralicé. No sabía por dónde seguir, qué criterio adoptar. Todos los caminos se cerraban ante mí. De pronto me di cuenta de que me estaba equivocando de raíz. Iba, estante por estante, decidiendo de que libros debía prescindir. En un momento concreto, el dolor se me hizo insoportable. Pero, por fin, cuando peor lo estaba pasando, me di cuenta de que lo que tenía que hacer era concentrarme, en cambio, en aquello con lo me quería quedar. Partir de ahí. No ha sido el principio de la sustracción, no, sino el de la suma, lo que me ha permitido continuar con esta ascesis, convertirla en un verdadero placer, en un horizonte ancho y abierto.

13 comentarios:

frikosal dijo...

Y simplemente dejarla tal cual está, ¿no sería una solución?

Jesús Garrido dijo...

Si vuelve a ocurrir me gustaría que mis libros los dejes juntos.

delarica@unav.es dijo...

te gusta la biblioteca de Bergman?

Arrecogiendobellotas dijo...

No te desprendas de libros. Es como arrancarse las uñas para no tener que cortárselas.
Con tu permiso me quedo leyendo tu diario.

Eidyllion dijo...

Frikosal tiene razón. También existe la tercera opción de cerrar los ojos y dejarla tal cual está... A la vez pienso que permitir entrar aire fresco en nuestras estanterías, aligerar la carga, no debe venir nada mal. Adelante! Yo trato siempre de ser y seguir fiel a lo que me mueve, hoy, y no aferrarme a aquello que quedó atrás...

Francis Black dijo...

Ves haciendo espacio para lo nuevo de Kafka. ¿Te interesa el libro objeto? ahora todo se simplificara bastante.

Icíar dijo...

No entiendo tampoco por qué tienes que desprenderte de libros para seguir avanzando, pero poniéndome en tu pensamiento es lo más inteligente desde luego, elegir lo que seguro quieres conservar .... pero ¿y si mañana quires recuperar algo que pensabas hoy que no necesitabas conservar?

Icíar dijo...

La biblioteca que tienes me parece preciosa, tan abarrotada, y tan cálida, y con esa magnífica ventana con vistas.

delarica@unav.es dijo...

F.B no es tan nuevo eso de K. de lo que hablan hoy

Eidyllion dijo...

Piensa qué obras (irrenunciables) repondrías, poco a poco, si repentinamente un incendio enviara al cielo, en mil pedazos de humo, toda tu biblioteca...

Francis Black dijo...

No hay nada nuevo ?

delarica@unav.es dijo...

No creo que haya nada nuevo en los papeles de los q habla hoy EP. Es un asunto q viene de lejos, q se reabre cada año, seguramente por razones extraliterarias.

Mistral dijo...

Espero que los libros retirados los dones a alguna biblioteca. Yo con los mios hago eso....a alguien pueden servir....o alumbrar.