viernes, 12 de marzo de 2010

Nunc et in hora mortis…

Tus ojos
transparentes
son ventanas al Cielo.

"Cuando beso, cierro los ojos"

Te pido
que nunca
me beses.

Si se cierran tus ojos,
se me cierra el Cielo…

Tus ojos
son ventanas al Cielo
transparentes.

Ábrelos. Para mí
con un instante,
basta.

9 comentarios:

Icíar dijo...

¿De quién es Álvaro?
A mí me gusta esa idea de la transparencia en la mirada.

delarica@unav.es dijo...

gracias Icíar, es d mi propia cosecha

María dijo...

Es muy bonito, Al.
Destellos de luz, eso buscamos,no? Eso encontramos,a veces, las mejores...
Es precioso.

Icíar dijo...

Y además, tiene sencillez, eso me despistó (yo le llamo sencillo a lo que más o menos entiendo, quiero decir, podría ser barroco. ¡Dios¡ es una forma de hablar)

delarica@unav.es dijo...

eso es Mary exactamente de lo que habla el poema, de los destellos de luz encontrados las mejores de las veces

paisajescritos dijo...

Me gusta, Álvaro, es un salmo (no quiero resultar "herética").
Ha coincido su lectura con la del fragmento que añado, creo que habla de lo mismo desde el punto de vista opuesto, y en distinta forma de expresión.

"Gerald la besó, le cerró los ojos besándoselos, para que no le mirase más. Gerald quería algo, un reconocimiento, un signo, una aceptación. Pero Gudrun se limitaba a yacer silenciosa, infantil y lejana, como un niño que, anonadado y sin poder comprender, se siente perdido. Gerald la besó de nuevo, y renunció". (D. H. Lawrence, Mujeres enamoradas).

delarica@unav.es dijo...

q grande Lawrence!

el objeto a dijo...

los ojos son espejos transparentes, en los que uno es capaz de verse al tiempo que penetra en el otro, tal vez en ese lugar se despliegue un tipo infinito de cielo...

delarica@unav.es dijo...

gracias, Vanessa, creo que eso es lo que quería decir en realidad, y tú has sabido verlo, à la semaine prochaine!