viernes, 2 de enero de 2009

El guardián entre el centeno

Hoy cumple noventa años J.D. Salinger, autor de El Guardián entre el centeno. Lo leí en Inglaterra a la edad de doce años y, junto a El Señor de las moscas de W. Golding, fue un libro decisivo para mí en aquellos años de primeras lecturas. Salinger ha cometido el pecado que hoy menos se perdona: pretender que le dejen en paz y rechazar de plano la sociedad del espectáculo. Sólo por eso tiene mi simpatía y mi reconocimiento. Habría mucho que hablar sobre ese libro mágico y, en realidad, sobre cada escrito de ese hombre genial, uno de los grandes de la segunda mitad del Siglo XX. Salinger estuvo siempre a otro nivel. Yo lo releo muy a menudo y nunca me decepciona. El mejor libro sobre él, A la búsqueda de Salinger, es un libro raro pero apasionante que escribió un inglés llamado Ian Hamilton. Los periódicos de medio mundo le han dedicado hoy todo tipo de artículos a Salinger: yo os recomiendo el de Justo Navarro, uno de los mejores escritores sobre literatura que hay en España (su prólogo a El cuaderno rojo de Auster es tan bueno o mejor que el libro) y el que le dedica el New York Times Review of Books. Excelentes.

2 comentarios:

Annie Leibowitz dijo...

a los doce años!! no me lo puedo ni imaginar!... yo lo lei el año pasado (mas vale tarde que nunca), y me fui de cabeza a por sus cuentos... y todo me gustó mucho y mas.

delarica@unav.es dijo...

No me extraña: casi nadie ha escrito con más inteligencia sobre la afectividad