jueves, 16 de junio de 2011

Jacques Henri Lartigue y Goncharov

Quienes hayan seguido este blog sabrán bien que me apasiona Lartigue, por muchas razones que ahora no vienen al caso. Mientras paseaba por Madrid el otro día, haciendo tiempo entre dos citas, veo que en CaixaForum hay una exposición con más de 200 fotos del artista. Por si alguien le interesa, la exposición concluye este domingo. Cuando veía las fotos (valga como muestra un botón), recordé la lectura aún reciente de un de las últimas entregas de minúscula: El mal del ímpetu de Iván Goncharov. El escritor ruso ironiza con el mundo joyeux ou un peu folle de los obsesos del ejercicio físico y la vida al aire libre. El relato da mucho que pensar, al menos a mí que oscilo según me de el viento entre la más absoluta vagancia y el frenesí deportivo.

4 comentarios:

Francis Black dijo...

La vi en Barcelona , Vila-Matas tiene varias portadas con fotos de Lartigue.

¿Puedes hacer deporte después de un mes sin hacer nada? yo necesito constancia dos tres veces por semana y si lo dejo me cuesta mucho volver.

delarica@unav.es dijo...

pues no siempre, por ejemplo ahora no arranco ni a tiros pero debería

Eleonora dijo...

Qué casualidad,Alvaro. En este momento en Buenos Aires tenemos una enorme muestra de Doisneau.Amo a Doisneau. De la misma época de Lartigue, algo más jóven.Grandes artistas los dos.Disfrutémoslos.
En cuanto al mal del ímpetu, te aseguro que no corro el menor riesgo de sufrirlo...

delarica@unav.es dijo...

Doisneau es un artista superior, creo yo, pero a ver si puedo explicar un día de estos que me atrae de Lartigue, ciertamente no su penché deportiva